Llega la Navidad,las fiestas,celebraciones comidas,cenas,un sin fin de excesos.

Son días donde todo vale y donde portarse mal una vez al año nos sienta bastante bien.
Todos sabemos de qué pie cojeamos y si vamos a poder o no ceñirnos a nuestras buenas intenciones de control.
Lo importante es que el objetivo de “cuidados”navideños sea alcanzable y que no nos castiguemos por pasarnos.
Recordad que siempre llega Enero después y las buenas intenciones.
No todo está perdido.
En cuanto al deporte o ejercicio físico se refiere, es una época de seguir con nuestro ritmo, es decir, si estamos acostumbrados a darle ritmo al cuerpo,no paréis, seguid con vuestras rutinas.
Por el contrario, lo que sí que recomendamos fuertemente es que no queráis hacer excesos de ejercicio para compensar los excesos en la mesa.
El cuerpo tiene suficiente trabajo intentando “depurar” y recuperarse del castigo digestivo.
Un exceso de ejercicio,sin tener el cuerpo entrenado, en estos días,puede debilitarnos con las posibles consecuencias que eso acarrea.
No te dejes retar por tu cuñado,no es tiempo de sprints,un largo paseo y buena compañía es la mejor receta pre/post comilonas.
A %d blogueros les gusta esto: