Muchas veces relacionamos ➡️ descanso y ➡️actividad física en sentido inverso al que deberíamos.Creemos en la necesidad de realizar cualquier actividad física para así cansarnos y poder descansar bien.
No estamos del todo equivocados.Una actividad física mayor a la que nuestro cuerpo está acostumbrado, va a tener consecuencias en diferentes niveles que harán que se segregue una mayor cantidad de hormonas protagonistas para poder dormir mejor.

Pero desde el punto de vista del cuidado del cuerpo, la ecuación planteada al revés tendrá unos beneficios mayores.

Tenemos que entender que durante el entrenamiento estamos rompiendo el tejido,estamos sometiendo al cuerpo(sistema músculo esquelético)a un”stress”mayor al que está acostumbrado.Es durante el descanso que este tejido se regenera y se vuelve “un poco más fuerte”que antes.

Por esto,podemos llamar al descanso entrenamiento escondido o, incluso, segunda parte del entrenamiento.

Y deberíamos darle la misma importancia o más que a la parte física.
Así,si pusiésemos activamente cuidado en ese descanso,al día siguiente,estando más fuertes, podremos sacar más provecho del entrenamiento y, como hemos dicho podremos, a su vez,dormir mejor.

Ya sabeis 📴+📚 y a dormir pronto. 💤💤

Lifestyle pilates-pilates bilbao.

A %d blogueros les gusta esto: